Trabajar desde casa se ha convertido en la nueva normalidad de muchos de nosotros. Sin embargo, la adaptación de un espacio de trabajo dentro de nuestro hogar trae consigo una serie de desafíos.

En esta publicación abordaremos dos principales interrogantes: ¿Cuáles son estos desafíos y cómo podemos afrontarlos?

 

En todo el proceso de adaptación, hay 6 retos que debemos superar para lograr un adecuado espacio de trabajo dentro nuestro hogar y los explicamos a continuación:

  • Zona de la casa

Es recomendable el uso de una habitación exclusiva para el desarrollo de tus actividades laborales. Si no cuentas con una habitación extra en casa, y vives con otras personas, lo ideal sería utilizar tu dormitorio para minimizar ruidos y distracciones. Otras opciones, si no cuentas con espacio ni mobiliario adecuado en tu habitación, son la cocina y la mesa del comedor. Utilizar estas áreas junto a unos auriculares que aíslen el ruido externo lo más posible te ayudará.

  • Iluminación

Ten en cuenta que la luz natural es muy importante para trabajar de forma cómoda y prevenir la fatiga visual o dañar la vista a largo plazo. También necesitarás de una lámpara de escritorio si el área no cuenta con mucha luz y para el final de la jornada.

  • Comodidad

Intenta que la mesa y silla que utilices sean de oficina. Puedes acomodar cojines que te permitan estar cómodo y mantener la postura correcta para evitar dolores y lesiones.

En Servex, siempre recomendamos a nuestro equipo prestar mucha atención a las posturas y realizar pausas activas para la prevención de lesiones.

  • Decoración y orden

La organización del espacio de trabajo es clave para potenciar tu concentración. Ten tus documentos a la mano, en archivadores, cajones o estanterías. En cuanto a la decoración, dentro de tus posibilidades apuesta por colores claros y neutros, objetos como plantas o velas (que estimulan tus sentidos), fotografías y mensajes inspiradores.

  • Vestimenta y aseo

Si probablemente no enciendes tu cámara durante tus reuniones y no te mostrarás de cuerpo completo, es común decidir quedarse en pijama todo el día. Sin embargo es difícil mantener la concentración al máximo sin antes tomar una ducha. Por eso se recomienda que te alistes cada mañana, como si fueras a salir. Tiende tu cama, péinate, vístete.

  • Tus sentidos

Intenta evitar distracciones con tu smartphone. Una buena estratégia es poner en silencio las notificaciones, las podrás revisar en tus mini descansos, que sí, son necesarios.

Estira las piernas y pasea por casa cada dos horas más o menos. No olvides hidratarte con agua, té o zumos naturales. Y hacer pequeños snacks para media mañana o media tarde con piezas de fruta o frutos secos.

Si tu trabajo te lo permite, pon música de fondo. Las horas serán más llevaderas.

No pierdas el contacto con tus compañeros. Hay muchas aplicaciones de videollamadas (para evitar tantos emails) que facilitarán la interacción para la solución de problemas o cuestiones que surjan.

 

En conclusión, apostar por un adecuado espacio de trabajo dentro de tu hogar te permitirá disfrutar de todos los beneficios y privilegios que el trabajo remoto y la transformación digital trae consigo. Si sigues estos consejos, estamos seguros que aumentarás también tu eficiencia y productividad.

 

Autor: Juan Núñez – Líder de Recursos Humanos y Finanzas en Servex

 

Si te sirvió el contenido del blog, te invitamos a leer este otro sobre inteligencia artifical en el trabajo.

 

Aquí también puedes encontrar más contenido de tu interés.

Es importante mantenernos actualizados en tiempos donde la información en medios digitales es vasta y cambiante.

 

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes.

Deja una respuesta